Durante su primer año, el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia centrará sus objetivos en 110 municipios del país, que son los que cuentan con  mayor índice de violencia, afirmó Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana.

Por medio de una entrevista, subrayó que dicho programa en el cual participan las Secretarías de Gobernación, Hacienda, Economía, Educación Pública, Salud, Desarrollo Social, del Trabajo y Desarrollo Agrario, iniciará acciones enfocadas en disminuir la delincuencia en el país, desde la primera quincena de febrero.

“Vamos a trabajar en las comunidades en donde la violencia está más presente”, expuso.

Explicó que “las secretarías que están determinando estas acciones habrán de enfocarse en un universo inicial, en el primer año, en 110 municipios y, tendremos de éstos, un sistema focalizado en un número menor”.

Profundizó que será un “programa sin precedente” de prevención de la violencia, ya que contará con casi dos mil quinientos millones de pesos.

Señaló que los funcionarios de las ocho secretarías que participan en el diseño de este programa para disminuir la criminalidad mantienen reuniones constantes para delinear las acciones concretas en cada una de las regiones en que se pondrá en marcha estas acciones “concretas y puntuales”.

Negó que con esto se cree una “nueva burocracia”, ya que estará sustentado en las dependencias involucradas, así como en las estructuras con que cuentan los gobiernos estatales y municipales.

Asimismo, expuso que se trabajará con cada una de las comunidades con un plan integral, en donde cada una de las secretarías definirá la tarea a seguir y “a partir de ahí, seamos capaces de definir con la comunidad las tareas que van a realizar con los otros órdenes de gobierno”.