Comenzará los trabajos de restauración de la antigua Iglesia de San Lorenzo en Venecia, proyecto llevado a cabo por Gastón Ramírez Feltrin, maestro en artes visuales por la Universidad IUAV de Venecia, Italia, y fue nombrado comisario del Pabellón Mexicano en las ediciones del 2011 y 2012.

México colaborara con la restauración y preservación del edificio, ya que así garantiza la sede en las Bienales de Arte y de Arquitectura de Venecia, y amplía la infraestructura cultural en el extranjero para potencializar y diversificar la oferta artística mexicana en la ciudad italiana.La iniciativa que se dio a conocer hace unos días, fue del Consejo Nacional para Cultura y las Artes (CONACULTA).

La actual intervención se realiza bajo dos aspectos: el primero enfocado a evitar que el edificio se continúe deteriorando en los próximos años, esto se logrará a través de un monitoreo constante y general del lugar. Gastón Ramírez Feltrin comentó:“También se hace un monitoreo estático estructural, donde se va a implementar un sistema de vigilancia con cámaras de video y censores que permiten evaluar si se mueve o no la estructura, si las fisuras se abren o cierran o cualquier otro problema”.

El segundo aspecto reside en hacer que la iglesia pueda ser un espacio abierto al público, teniendo la minima seguridad requerida por las leyes italianas. Por lo que se instalarán redes metálicas de seguridad entre el techo y las bóvedas, por si hay un desprendimiento de algún objeto.

La intervención debe ser reversible, para que el espacio pueda mantenerse como esta y solo modificar lo referente a la seguridad del inmueble. Se colocará la instalación eléctrica básica y se construirán diferentes áreas como: baños, taquilla, oficinas, salas de convenciones, proyecciones, exposiciones, etc. Y por supuesto una plataforma de más de 500 metros cuadrados para la muestra de objetos grandes.

En este sentido, todo el proceso tendrá retos, ya que trabajar en Venecia es muy delicado porque la ciudad y el contexto es muy frágil no sólo por estar en medio del agua, sino porque tenemos que intervenir un espacio cargado de historia, de importancia, de grandes vínculos con el patrimonio cultural de la humanidad y con los bienes materiales arquitectónicos”, especifica Gastón Ramírez Feltrin.

La restauración es un proyecto en grande, se unieron la Comuna de Venecia, el INBA y el CONACULTA para trabajar en este. “El proceso de restauración y adecuación de los espacios prevé que tengamos los permisos de accesibilidad al lugar en junio de 2014. A partir de ahí crearemos todo un plan maestro de trabajo para definir qué cosas se van a hacer y en cuánto tiempo”, dijo el encargado del proyecto.

El plan inició en el 2007, participarán aproximadamente 300 personas, entre albañiles y restauradores, a parte de el equipo de colaboradores de Gastón Ramírez, los cuales actualmente trabajan en el recinto, mandando reportes y fotografías del avance.

También se encuentran apoyados por la empresa Green Spin, dedicada a la promoción cultural y a la creación de espacios de exposición.“Será la encargada de presentar todos los estudios definitivos para que se hagan los concursos de licitación pública y entonces podamos escoger cuales van a ser las empresas que van a realizar los diversos trabajos, las cuales serán seleccionadas por manejar las mejores técnicas del momento y por la Comuna de Venecia”, cierra Gastón Ramírez.